Una política nacional salarial?

El matutino elPeriódico de hoy menciona que el Presidente Colom se reunirá mañana con su gabinete económico y social para delinear una ‘’política nacional salarial’’.    Según la columna noticiosa,  ‘’el mandatario dijo debatirse entre dos injusticias: que los trabajadores no tengan acceso a la canasta básica vital, con un precio que dobla el salario mínimo; o que pierdan sus empleos por el efecto nocivo que pueda tener un incremento en industrias como la maquila, la agrícola o en las pequeñas o medianas”. 

Ojalá que el gabinete económico que lo acompaña lo aconseje que lo que él realmente estará decidiendo es cuánto desempleo quiere crear.    Entre más se aleja del salario de mercado,  más desempleo habrá.   Ahora bien,  el mandatario habla de sólo dos opciones en sus manos: subir los salarios por decreto o bien crear más desempleo.    Pero hay una opción más y es la que nunca contemplan  los políticos.

Esa tercera opción es que el gobierno sea un facilitador, no un obstáculo.   Cuando el gobierno obstaculiza   (con licencias, reglamentos,  permisos,  cuotas, autorizaciones, más impuestos)  todos esos son costos  que encarecen el hecho de  producir en Guatemala,  lo cual (a su vez)  afecta los salarios.   Y ni siquiera hablemos del costo de la inseguridad.   Ese es el más alto de todos los costos de producir acá.   Por lo tanto,  si el gobierno se dedicara a su función básica de proveer seguridad y justicia,  los costos de producir en Guatemala serían menores y, por ende,  se podría pagar salarios más altos.  Ojalá que su gabinete lo asesore bien ya que más desempleo sólo provocará más inseguridad social.

Pronósticos y pronosticadores

Hoy en la prensa se vuelven a mencionar más pronósticos desfavorables para Guatemala en materia de actividad económica para el 2009. A esta altura del año no es novedad para ningún guatemalteco que “algo” ha pasado en materia económica cuando diariamente observa que las ventas, la facilidad con que se realizaban las mismas, la cadena de pagos y otras tantas cosas más que hacen al negocio cotidiano ya no son como eran hace 6 o 12 meses.

Según el FMI la economía mundial venía creciendo en los años 2006 y 2007 a un 5% anual; para este año pronosticó en su último Outlook un crecimiento del 3,7 pero con desaceleración en el último trimestre del año (2,5% entre IV 2008 vs IV 2007). Para el 2009 la economía globalmente hablando (todo el planeta) crecería al 2,2% anual. Las regiones o economías que tendrían una tasa negativa de crecimiento serían EEUU (-0,7%), zona del euro (-0,5%), Japón (-0,2%) y Reino Unido (-1,3%). Nada catastrófico todavía. Los países emergentes y en desarrollo, que venían creciendo en 2006 y 2007 a una tasa del 8% anual, crecerían este año un 6,6% y el año próximo un 5,1%. Nada mal por cierto. Aunque habría que desagregar este último grupo para analizar cuál puede ser el nivel de impacto sobre la economía guatemalteca: el continente africano crecerá en 2009 un 4,7% anual, el sudeste asiático un 7,1% y el continente americano un 2,5% (venía creciendo 5,5% en años anteriores). Sobre este último dato, y el de EEUU, habría que analizar el probable destino de la economía guatemalteca para los próximos meses dado el grado de asociación comercial y financiera que tiene el país con dicha región.

El 50% de las exportaciones guatemaltecas se realizan a EEUU, Canadá y México (bloque del NAFTA) y otro 28% a países centroamericanos. Todas estas economías están estrechamente vinculadas con la de los EEUU, que ya hace meses viene reflejando un ajuste recesivo: menores gastos de consumo y mayor ahorro parecerían ser las tendencias que deberían primar sobre la economía norteamericana. Esto afectará el comercio exterior de países cuyas principales exportaciones son el mercado más grande del planeta.